13.2.08

Circulando

Sala Capitulares del ayuntamiento de Córdoba. septiembre 2008

Los domingos por la tarde salgo a pasear sin determinar un rumbo. Ante mis ojos se extiende el perfil de una ciudad de casas bajas que se eleva en las áreas de la periferia. Me gusta caminar ligero y observar con lentitud, esperando el encuentro de lo imprevisible. A veces, en ese tránsito por largas avenidas, ruido de motores, el viento que anuncia la noche, percibo que el paisaje se diluye en una extraña impresión que se escapa a mi entendimiento.
Por unos segundos, la mente no es capaz de procesar el significado de las cosas que deberían dotar de lógica a esta escena. El intrincado panorama de objetos son tan sólo formas, colores y luces que se hallan fuera de su concepto: un único plano donde se funden el material urbano y el fondo que lo envuelve.
Y en la agitación de los sentidos, esos indómitos espacios desanudan la emoción limpia y primitiva de los primeros años de vida que, en ocasiones, emerge para salirse de la línea del tiempo.

……………………………………………………………………………………………

Observo la superficie del lienzo, bloqueado por la elección del tema, el orden compositivo y la atmósfera que deseo transmitir. Empiezo pintando pequeños bocetos sobre cartón. Son imágenes que combinan elementos abstractos y figurativos trabajados muy rápido, sin pensar mucho, casi automáticamente. Ejercito la intuición para madurar una estrategia y un estado mental de aproximación al cuadro.
El desarrollo de la obra es pausado: pinto con rapidez pero tomo lentas decisiones. A veces, percibo que el reflejo de un diminuto espejo suspendido en algún lugar del cuadro me devuelve a la realidad.





13g.acrílico-tela-tabla




9g.mixta-tela-tabla.180x120cm




4g.mixta-tela-tabla.146x114




2g.mixta-tela-tabla.146x114cm







17p.mixta-tela-tabla.40x35cm




acrílico-tela-tabla.40x35cm




mixta-papel-tabla.40x35cm




mixta-tabla.40x35cm




acrílico-tela-tabla. 40x35cm




mixta-tela-tabla.40x35cm




acrílico, impresión digital sobre tela.40x35cm




acrílico-tela-tabla.40x35cm




acrílico-tabla.40x35cm




óleo-tela-tabla.40x35cm




óleo-tela-tabla.40x35cm




mixta-tabla.40x35cm




Dibujos







Tinta China sobre papel 16x11cm









Circular por la ciudad interior (texto del catálogo)
Vicente Luis Mora



ningún adjetivo
iguala la pureza de este azul. Charles Tomlinson, “Autumn”


Reflexionemos un momento sobre los versos de Tomlinson. Nos recuerdan a la frase de siempre, la de que una imagen vale más que mil palabras. Y sin embargo, ambas afirmaciones –el poema de Tomlinson, el lugar común sobre el poder de la imagen– son palabras, están hechas de palabras. Si aceptamos que son ciertas, es su exposición escrita o verbalizada lo que las dota de sentido, lo que las construye y, por tanto, es su condición de palabras y no de imágenes lo que crea la verdad para los demás, para todos aquellos que no pensamos tales ideas los primeros. Con lo cual, nos damos cuenta de que las cosas no son tan sencillas. Reparamos en que que hay dos representaciones diferentes, la visual y la verbal, y que no hay más verdad en una que en otra, en principio. Porque, en un segundo momento, establecidas ambas, Tomlinson tiene razón. No hay nada más puro que el azul, ni siquiera las palabras “puro” (de torpes polisemias) y “azul”, que es una palabra hermosa, pero no tanto como un azul determinado y puro. Por ejemplo: el azul de los cielos de Nuevo México. Por ejemplo: el azul tocado por Manuel Garcés.

Garcés es un pintor atravesado por el talento. Inquieto, curioso, ávido lector, paseante incansable de la ciudad, atento a lo que le rodea, su obra encuentra –a pesar de esa actitud de búsqueda– su máxima inspiración en su interior, en el procesador intuitivo que deglute toda esa experiencia vital y ese conocimiento, para luego producir un fluido inconfundible que impregna cada una de sus telas. Piezas llenas de coches, de farolas, piezas que, como las de Cy Twombly, parecen reproducir los grafitis de los muros. La ciudad está ahí en los cuadros, de acuerdo, pero ¿qué ciudad? Los espacios de sus obras, salvo aquellos que provienen de fotos impresas, son utópicos, están fuera de un lugar concreto, son arquetipos de edificios, de patios de juegos, de solares a las afueras. Son universales urbanos, quizá la suma o el mínimo común denominador de todos los espacios que ha ido viendo Garcés en su incansable buscar. “Salgo a la calle y hay calle. Me echo a pensar y hay siempre pensamiento. Esto es desesperante”, escribía César Vallejo en sus Poemas en prosa. Lo abstracto y lo figurativo, el ensueño y lo real, lo reconocible y el delirio se dan la mano, la “circulación” que titula la serie puede ser esa búsqueda sistemática de imágenes, puede ser la deriva situacionista por la ciudad, puede ser una circulación inversa, la de la ciudad por uno: “La ciudad desvelada circula por mi sangre como una abeja” (Octavio Paz, Libertad bajo palabra).

De esta serie de Manuel Garcés no sale uno igual que entra. Se sale de estos cuadros con una experiencia más, con una nueva sensación de desconfianza frente a la ciudad. ¿De verdad son esos edificios lo que parecen? ¿No estarán a punto de disolverse en el gris? ¿No abriré la ventana y me encontraré un sinnúmero de puntos rojos, no será el suelo un conjunto de líneas negras paralelas cubierto de terrazo? El veneno de la ciudad paralela ya está circulando por nuestras venas, al dejar atrás los cuadros de Garcés. Sólo nos queda la esperanza de que, al despertarnos mañana, hallemos en el espejo una muestra de ese azul perfecto, de ese puro azul al que no puede definir, jamás, ningún adjetivo.


Albuquerque, Estados Unidos, julio 2008

15 comentarios:

gómez losada dijo...

manolo amigo mío, espero que tu estancia en el blog te traiga todos los buensabores del mundo.

un abrazo

miguel

aitor lajarin dijo...

Que pasa manolo!! como va la vida, me gustan a horrores estas pequeñas piezas nuevas a ver cuando cambiamos una.

Un abrazo para ti y para el otro rapado, así ya somos tres ja ja!!

gómez losada dijo...

aitor! epetecáun !

Raquel dijo...

Manolo! Que linda serie esa! Me encanta tu estilo, tan contemporaneo...Me alegro que tienes blog ahora, vendré siempre aqui.
Besos, guapo.
Raquel

Bruno Zorzal dijo...

Olá, Manolo
Sou amigo da Letícia e ela me passou o endereço do seu blog. Sou fotógrafo e estou morando em Roma.
Me surpreenderam suas pinturas. Principalmente a maneira com que se refere às cidades.
Te deixo o endereço do meu blog onde deixo umas fotografias e umas lorotas (pergunta para a Letícia o que seria uma tradução próxima para essa palavra):
http://tomenotas.blogspot.com
Até breve,
Bruno Zorzal

gómez losada dijo...

manolo, mira esta artista http://www.fotolog.com/contarestrellas/

un abrazo

gómez losada dijo...

manolérico gromenar

gómez losada dijo...

manolo me gusta mucho un cuadro nuevo que has puesto, con la avenida vista desde arriba, los coches pasando y las bandas de color para señalar obras. el cuadro me trae recuerdos madrileños.

abrazos fenómeno (28.8.07)

gómez losada dijo...

manolo pásate por cien ojos, he puesto una frase de oppenheim de las que nos flipan

Agata dijo...

Descubrí el blog de Pedro y él ha sido el que me ha dicho que tú eres un gran artista.Así que he venido a comprobarlo.Y así me voy,lo he comprobado.Me gustan tus trabajos.Eres un artista.Felicidades.Te invito a que pases por el blog donde participo.Seguro que encuentras,entre todo,algo de tu gusto.Saludos.

gomezlosada@gmail.com dijo...

qué pasa fenómeno

J.S. de Montfort dijo...

Hola Manuel,
me gustó mucho el cuadro 3g y escribí un texto al respecto. Intenté colgar un enlace en mi blog (con foto), pero parece ser que hay algún problema con el jpg.
En fin,
si no te importa que lo ponga escríbeme un mail y te mando el texto.
Saludos
J.S.

J.S. de Montfort dijo...

Hola de nuevo, Manuel,
parece que se solucionó.
Aquí:

http://virtudesdecadentes2.blogspot.com/2008/03/circulando_4848.html

Saludos.

J.S.

gomezlosada@gmail.com dijo...

manolérico mira la foto en cien ojos

José Álvarez dijo...

Enhorabuena, Manolo, por esta exposición, ciertamente turbadora, como comentábamos ayer. Luego me quedé pensando si la siguiente no será aún mas turbadora.

un abrazo

Seguidores

Ą